ENEMIGO DEL PUEBLO: IMPERDIBLE / SIN TELONES

/, Prensa/ENEMIGO DEL PUEBLO: IMPERDIBLE / SIN TELONES

La producción mexicana es protagonizada por el experimentado actor Luis Rábago (izquierda), quien le da vida al doctor Stockmann.
Foto: EFE

Fuente: Eltiempo.com

Por qué vale la pena verla, a horas de que termine el Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá.

El Festival Iberoamericano está cerrando con broche de oro. Para la muestra un botón: Enemigo del pueblo, la magistral obra de Ibsen en versión de David Gaitán, quien a sus 30 años, Gaitán es una de los creadores más brillantes de la escena contemporánea mexicana, como dramaturgo y director.
‘Enemigo del pueblo’ es un montaje impecable de la Compañía Nacional de Teatro de México, la misma que hace dos años vino al festival con El círculo de cal, de Brecht, bajo la dirección del maestro de maestros Luis de Tavira, y que sin lugar a dudas fue la mejor de esa edición. Hoy me atrevo a decir que ‘Enemigo del pueblo’ puede ser la mejor obra del iberoamericano de este año. Debo aclarar que todavía no he visto Macbettu, de Italia, que me dicen está excelente, ni Spam, del argentino Spregelburd, una de las más esperadas del festival.

El montaje de Gaitán de ‘Enemigo del pueblo’ parece hecho a la medida para leer la coyuntura política que hoy atraviesa Colombia. Bueno, realmente es la manera de ayudarnos a ver cómo un genio como Ibsen predijo lo que ha sucedido con la democracia en los últimos años con elecciones como la del Brexit, la de Trump y el referéndum colombiano sobre los acuerdos de paz, en donde la estrategia de medios de comunicación fue determinante para manipular a las mayorías.

En la obra, Luis Stockmann, el médico de un pueblo, descubre que las aguas que sirven a un balneario recientemente inaugurado, son altamente tóxicas y pueden generar enfermedades muy graves a los bañistas. Así que lo va a publicar en el único periódico del pueblo. Pero su hermano, el alcalde de la ciudad ve que esto puede ser lesivo para sus intereses políticos así que decide jugar una guerra sucia de desinformación, manipulando el periódico y a la opinión pública, y logra que Stockmann sea condenado como enemigo del pueblo.

En el montaje, Stockmann, interpretado magistralmente por Luis Rábago, se dirige al público, que hace las veces del pueblo y lo cuestiona haciéndolo reflexionar sobre la prepotencia y la estupidez que caracteriza a las mayorías brutas y manipulables. Una bofetada que algunos acusan no aplaudiendo.

En Enemigo del pueblo no menos importante es el diseño escenográfico y de luces hecho por Alejandro Luna, uno de los escenógrafos más importantes del mundo.

2018-04-01T01:23:21+00:00